Varilla termoplástica de colores de AgruQuero

Varillas de plástico para el sector industrial: calderería plástica

La calderería plástica es una especialidad que consiste en la fabricación de depósitos de todo tipo, para transportar y almacenar distintos materiales sólidos, líquidos, etc. En la fabricación de estos depósitos se utilizan plásticos como el Polipropileno (PP), el Polietileno (PE) o el Fluoruro de Polivinilideno (PVDF). Estos tipos de termoplástico ofrecen una importante resistencia a los productos químicos y las altas temperaturas, por lo que son muy utilizados en la industria química, las depuradoras de agua y otros sectores.

Estos plásticos también son muy importantes para la ventilación, absorción y lavado de gases, ya que éstos pueden ser muy perjudiciales para la salud, por tanto es de vital importancia que se laven y aspiren con la máxima rapidez y se lancen al exterior una vez que se han limpiado. En el caso de las depuradoras fabricadas con plásticos, el tratamiento de olores es uno de sus procesos más importantes y, para ello, la soldadura de plásticos se puede llevar a cabo de distintas maneras, por ejemplo a testa y por extrusión.

Soldaduras en calderería plástica

La calderería plástica está orientada a la fabricación de productos industriales plásticos y, para ello, resulta indispensable llevar a cabo una soldadura plástica que requiere una combinación de técnicas para conseguir un resultado final perfecto. Estas son sus principales fases:

1- Preparación de la superficie

Resulta imprescindible limpiar cualquier impureza de la superficie a soldar, por eso hay que quitar el brillo de la plancha y también a la varilla que vamos a usar para homogeneizar ambas superficies y conseguir que queden en perfecto estado.

2- Calentamiento

Una vez elegida la máquina de soldadura llega el momento de calentar la superficie. Cada plástico tiene una temperatura de transición vítrea diferente y será en ese rango de temperatura específico donde la soldadura se podrá llevar a cabo.

3- Consolidación

Es el momento de soldar con la varilla. Para ello se aplica presión en ella según se va avanzando en la soldadura y, poco a poco, se consigue la unión de las dos partes.

4- Enfriamiento

Una vez efectuada la soldadura se lleva a cabo el proceso de enfriamiento que produce la solidificación de ambas piezas y la finalización de una soldadura perfecta.

A la hora de soldar termoplásticos con varilla, la regla fundamental es que siempre hay que soldar materiales idénticos y solo aquellos con igual densidad y un peso molecular similar. Es decir, si vamos a soldar una plancha de polipropileno (PP) debemos siempre elegir una varilla de PP que tenga las mismas características que la otra superficie. Si no lo hacemos así no será posible realizar la soldadura con plena garantía.

Varilla PP gris triangular
Varilla de PE negro de Agruquero

Por ejemplo, a la hora de soldar una cuba anticorrosiva, fabricada íntegramente en polipropileno homopolímero (PPH), se elegirán varillas de soldadura PPH. En el caso de los depósitos, pueden estar fabricados en diferentes materiales termoplásticos como PE, PP, PVC o PVDF. Dependiendo del plástico se elegirán varillas del mismo material.

En el caso de las tuberías, que suelen fabricarse en PP o PVC, también existen conductos rectangulares para la extracción de aire o gases adaptados a las necesidades de cada planta industrial. Para llevar a cabo soldaduras con varillas se elegirán en PVC o PP. Vamos a ver las varillas que más se suelen utilizar para soldaduras de calderería plástica.

Tipos de varillas de plástico en calderería plástica

Las varillas que se suelen utilizar en soldaduras plásticas en calderería son las siguientes:

Varillas de Polietileno (PE): se utilizan para soldar tanques de agua, cubos químicos, tubos químicos, cubos de basura, cajas de cerveza, etc, contenedores huecos, tuberías industriales, red y fibra tejida, alambre, etc.

Varillas de Polipropileno (PP): se utilizan para soldar tanques de agua de PP, tuberías de ventilación, componentes y revestimientos de electrodomésticos, cortadores de césped, etc.

Varillas de polipropileno de homopolímero (PPH): se utilizan en industrias químicas, eléctricas, mecánicas, etc. Sirven para soldar tuberías de agua residuales, piezas de bombeo, tanques anticorrosivos, cubas de ácido para uso industrial, equipos de emisiones, salas limpias, materiales de construcción, máquinas de la industria alimentaria, etc. 

Varillas de PVC (policloruro de vinilo): se utilizan para soldar tanques de agua fabricados en PVC, todo tipo de tanques de almacenamiento en industrias, puertas, ventanas, reposabrazos de escaleras, etc.

Varillas de PVDF (fluoruro de polivinilideno): se usan para soldar tanques, láminas, tubos, componentes y revestimientos de PVDF.

Como vemos, las varillas de plástico resultan imprescindibles para soldaduras de termoplásticos en el sector industrial. En Agruquero disponemos de todo lo que necesitas para tus trabajos de soldadura. Contacta con nosotros para resolver cualquier duda o consulta, nuestros especialistas te atenderán como mereces. Cuéntanos lo que necesitas y nosotros te lo proporcionamos.

Leave a comment

dos × dos =