El eje de acceso de Hormigón está protegido de la corrosión con revestimientos, protectores del hormigón, Ultra Grip de color verde

El Auckland Central Interceptor es el proyecto de aguas residuales más grande en la historia de Nueva Zelanda. Este túnel de gran tamaño transportará las aguas residuales desde el oeste de la ciudad hasta la EDAR de Māngere en el este.

Junto con dos túneles de conexión más pequeños, el túnel principal recogerá las aguas residuales de la red existente y las transportará a la planta de tratamiento de aguas residuales de Māngere. Para obtener la máxima durabilidad de este proyecto multimillonario de infraestructuras, Watercare Services Ltd ha elegido revestimientos protectores de hormigón de AGRU. 

El revestimiento de PEHD protege contra la corrosión del hormigón 

El revestimiento de alta calidad hecho de polietileno de alta densidad, previene eficazmente la corrosión y la abrasión del hormigón. Gracias a sus pernos de anclaje de 13 mm de largo, los revestimientos protectores de hormigón AGRU Ultra Grip tienen una fuerza de tracción enormemente alta. El revestimiento termoplástico protege el hormigón contra los gases corrosivos generados por las aguas residuales en el túnel. Esto permite la máxima vida útil de la estructura del túnel.

Para facilitar la inspección del alcantarillado y la detección de daños, el túnel se divide en cuatro secciones de diferentes colores. AGRU suministra los revestimientos protectores de hormigón Ultra Grip en 3 mm de espesor. Mientras que los pozos de acceso están revestidos en verde, el túnel de alcantarillado está forrado en amarillo, rosa, azul, gris y sellado por soldadura por extrusión. 

AGRU suministra la lámina protectora de hormigón, Ultra Grip, para el proyecto de aguas residuales más grande en la historia de Nueva Zelanda. 
[Fuente: Watercare]

Este proyecto no solo pretende acomodar el crecimiento de la población en esta importante ciudad de 1,7 millones de habitantes y el consiguiente aumento de la demanda de aguas residuales. En las partes más antiguas del centro de Auckland, las aguas residuales y las aguas pluviales fluyen hacia una red combinada de tuberías; durante las tormentas, las aguas pluviales pueden inundar estas tuberías.

Actualmente, durante la época de fuertes lluvias, las aguas pluviales contaminadas por materia fecal se descargan en el puerto de Waitematā. Se espera que el nuevo túnel de aguas residuales reduzca significativamente estos desbordamientos. 

El contrato de construcción se firmó con Ghella Abergeldie Joint Venture en marzo de 2019. Se utiliza una tuneladora Herrenknecht de 200 m de largo. El túnel de aguas residuales terminado tendrá un gradiente de 1:1000 para permitir que las aguas residuales drenen a Māngere. Se construirán un total de dieciséis pozos de acceso con una profundidad de hasta 65 metros para su mantenimiento y operación. En el curso de esto, también se construirán estructuras de control y desbordamiento, así como instalaciones de tratamiento de aire para futuras operaciones. 

Construción del tunel principal que está recubierto del protector del hormigón, Ultra Grip en colores Verde, Azul, Rosa o Gris, 
Imagen del tunel con Ultra Grip en color Azul 

Antes de la construcción del proyecto, AGRU Kunststofftechnik GmbH y Agru New Zealand Ltd proporcionaron soporte técnico para la instalación del revestimiento de los pozos y el túnel. Agru New Zealand Ltd proporcionó tanto las herramientas como la formación, en soldadura por extrusión, a los equipos de trabajo en la zona. AGRU Kunststofftechnik GmbH y Agru New Zealand Ltd. han coordinado y continúan coordinando el suministro de aproximadamente 210.000 m² de revestimiento para el proyecto. 

[Fuente: Watercare]

Leave a comment

20 − 3 =